Marcos Rosenberg, chau Marquitos…


****************************************************************************************
Desde las 15 horas, se realizará una misa con cuerpo presente, para despedir a nuestro gran amigo Canaya, Marcos Roberto Rosenberg, vicepresidente de la Filial Buenos Aires “Gigante de Arroyito”.
La misma se llevará a cabo en la parroquia “Nuestra Señora de la Salud”, Matienzo 3640 (esquina boulevard Seguí) en Rosario.
Una vez finalizada, acompañaremos sus restos hasta el cementerio de la Piedad.
Filial Buenos Aires Gigante de Arroyito
****************************************************************************************
A los Canayas de Buenos Aires, que no puedan concurrir, seguramente estaremos conmemorando una misa para recordarlo, en una iglesia a confirmar, en presencia de Marta y sus hijos.
****************************************************************************************

Estos son los momentos en los que tanto odiamos al querido Alberto Cortez. ¿Cómo pudo el muy maldito expresar con tanta exactitud cada uno de los sentimientos y sensaciones que pasan por nuestro interior cuando un amigo se va?

Ayer se nos fue un amigo. ¿Alguien puede negar que Marcos Rosenberg era un tipo especial? Imposible. Porque su presencia nunca pasó desapercibida. Uno de esos tipos que son capaces de enojar al más calmo y tranquilizar al más loco. Marquitos era ese hermano mayor capaz de retarnos como muy pocos y defendernos como ninguno. Alguien que cada día demostraba el amor eterno por Marta, su compañera eterna, y esa locura inconmensurable por sus hijos, sin lugar a dudas, los soles de su vida.

Marcos vivía como nosotros, los canayas: apasionado en cada hecho, en cada palabra, en cada gesto.

De profesión: LABURANTE, culto e intelectual por elección, amante de los asados y el buen vino. Y CANAYA.

Marcos fue de los primeros en sumarse a la loca idea de crear esta filial. Mano derecha e izquierda del turco y su hermano de la vida. De convicciones firmes, frontal e intransigente le daban esas cosas que muchos envidiarían: un grado altísimo de transparencia que a todos los que lo rodeábamos nos permitía saber hasta la médula como era. Y si hay algo que se notaba a la legua, es que Marquitos, por sobre todas las cosas, era UN GRAN TIPO.

Capaz de insultar hasta quedarse disfónico a un ex presidente del nuestro, pero al mismo tiempo reconocerle haber comprado el predio de Arroyo Seco como un gran acierto. Una persona que nos trituró la cabeza diciendo que el Central de Pizzi no era un EQUIPO. Cuántas discusiones generaba esto! Y le tuvimos que terminar dando la razón.
“EL QUE ME CRITIQUE, PRIMERO QUE VENGA A LABURAR AL LADO MÍO” era una de sus frases de cabecera a la hora de defender cómo se trabaja en nuestra filial. Y cuánto hizo él por Dios! Si hasta el miércoles pasado apareció luciendo, con orgullo, el taladro que su Marta le había regalado. Y dejó su última obra en esa sala del club Agronomía.

Cuando un amigo se va, una estrella se ha perdido. Y no tengo dudas que nos va a faltar su luz.
Marquitos amaba a Central tanto como nosotros y lo demostraba a cada paso. Pero, más aún, amaba esta gran familia. La de la filial Gigante de Arroyito.

Claro y duro cuando opinaba como Marcos Rosenberg y poético e irónico cuando el Agente 034 se adueñaba de su persona, fue siempre un participante de los más activos de la página. Porque era así. Un distinto.

Hoy no es un día más amigos. Porque desde ayer nuestro hermano mayor ya no está. Pero no caben dudas que sus ideas seguirán rondando entre nosotros.

Ojalá hayas sentido, Marcos querido, cuanto te quisimos y valoramos cada uno de los que te conocimos. Y vas a estar en cada uno de nosotros hasta que alguien nos invite a sentarnos a la mesa de los galanes de arriba, donde seguro ya estás acompañando al negro Fontanarrosa.

Cuando un amigo se va se detienen los caminos. Pero este no se detendrá. Por vos Marquitos. Y por tus sueños.

Cuanto te vamos a extrañar hermano canaya! Cuanto!

55 pensamientos en “Marcos Rosenberg, chau Marquitos…

  1. la verdad es que recien accedo a esta pagina es increible cuanto cariño bien merecido de la gente tiene!Como scout le agradezco todo lo que me brindo, aprendi desde chica con el, sus opiniones, sus chistes sutiles su forma de ver la vida.Es una persona muy especial para mi estoy segura que nos va a estar acompañando de arriba.Lamento mucho haber perdido un par de años contacto con el pero mis sentimientos seguian intactos solo que ya no teniamos los tiempos para reunir al grupo.Era como bien dicen un laburante con todas las letras y una excelente persona.Lo voy a extrañar muchisimo.le agradezco todo lo que me enseño y como forjo mi persona junto al equipo de dirigentes.TE QUIERO INDIO TE VOY A EXTRAÑAR MUCHO.

  2. Padri, que duro escribirte aca… quisiera poder abrazarte una vez mas o escuchar tu vos una vez mas. Cuanto me vas a hacer falta che.
    Tanta luz tuviste siempre!! y todavia no se como hacias para fumar esos parissiene por dios… 🙂 a mi alma le falta un pedacito que se fue con vos.
    Gracias por todo lo que me diste…

  3. Me acuerdo de él como una gran persona con una gran personalidad que llevo adelante el grupo scout… Tengo hermosos recuerdos de esa epoca de mi vida en que los sabados a la tarde nos juntabamos en munro con la perito moreno… Abrazo a los mellizos y a la familia!!!

  4. Siento una tristeza inmensa… El texto principal expresa las palabras justas que mi corazón siente pero mi alma dolida no me deja escribir…

    GRACIAS x TODO AMIGO, por tu espectacular familia, tu amistad, tu compañía, tu locura, tu sabiduría, por tu gran corazón Canalla, por TODO…

    Siempre estarás presente en nuestras vidas, en nuestro Rosario Central y en nuestra Filial Buenos Aires Filial Gigante de Arroyito
    Hasta siempre Hermano Canalla Marcos Roberto Rosenberg, hasta siempre querido Marquitos…

  5. Me acabo de enterar por mi hermana de Rosario – No lo puedo creer !!! Marcos querido, como te vamos a extra;ar …. Te tendremos presente en nuestras oraciones
    Un beso muy grande para Marta y los chicos en este momento de gran dolor de toda nuestra familia

    Juanjo Gaffuri

Los comentarios están cerrados.