CASI NADA…

        ¿Cómo hacer para explicar el funcionamiento de un equipo que jugó 6 partidos y generó en total no más de tres mano a mano con los arqueros rivales? ¿O para entender por qué se tiene tanto tiempo la pelota y se lastima tan poco? ¿ O acaso habrá alguna razón por la cual a este equipo nuestro, hermano canaya, le llegan dos veces y le convierten dos goles? Muchas preguntas que no son difíciles de entender si analizamos el despliegue táctico que el entrenador busca darle al equipo.
        Lo primero que podemos observar es que este Central es un equipo descompensado. Sin equilibrio. Ese equilibrio que debe surgir desde el mediocampo, con un cinco que contenga los embates rivales y la entregue a los que juegan para generar peligro.
          Domínguez, esa gran promesa de las inferiores, tiene un Sigue leyendo